Materiales necesarios

  • Arcilla polimérica de colores (envases de 35 gr.)
    • 3 envases de color blanco
    • 2 envases de color lila oscuro
    • Unos 20 gramos de color gris oscuro

Utensilios

  • Laminadora
  • Cuchilla
  • Pincel

Cilindros de arcilla polimérica

Haremos una lámina blanca y otra lila. Utilizaremos 70 gr. de cada uno de los colores.

Se hace un cuadrado de cada uno de los colores y se dobla en diagonal formando un triángulo. Los uniremos como muestra la foto.

Cuadro con arcilla polimérica en varios coloresEste cuadrado se pasa por la laminadora, se dobla y se vuelve a pasar. Hay que repetir este paso unas 20 veces doblando siempre en la misma dirección.

Después de pasarlo por la laminadora se consigue un degradado como el de la imagen siguiente.

Arcilla polimérica pasada por la laminadoraSe hace un rulo empezando por la parte oscura de manera que quede en el interior.

Rulo de arcilla poliméricaLo hacemos rodar con la palma de la mano sobre una base de cristal para unificar los discos formados al enrollar.

Rulo de arcilla poliméricaHacemos una lámina fina de color blanco utilizando el grosor intermedio de la laminadora. Se forra el rulo con la lámina blanca.

Rulo de arcilla poliméricaEstiramos el rulo hasta que mida unos 15 cm. Esto se consigue rodándolo sobre el cristal con la palma de la mano.

Rulo de arcilla poliméricaCortamos dos trozos de 3 cm. cada uno y volvemos a estirar un poco para hacer otros dos trozos de 3 cm. Estiramos de nuevo para hacer un trozo de 3 cm.

Tenemos cinco trozos de tres grosores diferentes que utilizaremos para hacer los pétalos.

Varios rulos de arcilla poliméricaCortamos cada rulo en dos partes longitudinales.

Rulos de arcilla polimérica cortados por la mitad longitudinalmenteCon el color gris oscuro se hace una lámina fina.

Damos un poco de forma a los trozos con los dedos y cortamos la lámina gris en trozos para colocar en cada pétalo.

Rulos de arcilla polimérica moldeadosColocamos las láminas grises como se ve en la foto.

Ahora juntamos los pétalos mas delgados como muestra la foto.

Vamos agregando pétalos usando los más delgados para las capas interiores y acabando con los más gruesos.

Con la parte de atrás de un pincel hacemos unas hendiduras para dar forma a los pétalos exteriores.

Después hacemos un rulo delgado de color blanco y lo cortamos en trozos que midan lo mismo que el largo de la rosa para poner uno en cada hendidura como muestra la siguiente imagen.

Se hace una lámina fina de color blanco.

Rodeamos todo el contorno de la rosa con la lámina blanca.

Finalmente tenemos que hacer una reducción. Se empieza a hacer presión en el centro y se sigue hacia los extremos haciendo presión y girando continuamente para no deformar la murrina.

Quedará un rulo así.

Eliminamos las imperfecciones haciéndolo rodar por el cristal con la palma de la mano.

Cortamos por el centro.

Este es el resultado final, una rosa que podremos utilizar para decorar cuentas o cualquier objeto que deseemos.