Materiales

  • Una caja de cartón o madera
  • Pintura acrílica blanca
  • Isopor de un centímetro de grosor para la tapa (corcho blanco)
  • Telas estampadas de algodón
  • Látex
  • Pincel
  • Tijeras de bordar de punta curvada
  • Tijeras de costura
  • Cúter
  • Lima de uñas metálica

Caja con patchwork embutido

Caja con patchwork embutido: patrón sobre corcho

En primer lugar he pintado la caja con color blanco y seguidamente he pegado a la tapa una lámina de 1 cm de grosor de isopor.

He dibujado sobre el isopor el diseño que quiero hacer

Telas de algodón usadas para el patchwork

He escogido las telas de algodón que voy a emplear. El algodón es el tejido ideal para realizar este tipo de trabajos.

Para pegar las telas he utilizado látex, que al secar queda completamente transparente.

Para forrar los laterales de la parte de abajo de la caja, se necesita una tela que mida 2 cm más de largura  que el contorno de la caja y el doble de la altura mas 3 cm.

Con esta tira forramos los laterales por dentro y por fuera.

Para el fondo, forramos un cartón que hemos cortado a la medida. A la tela le dejamos un margen para doblar.

Así queda una vez pegado.

Para el fondo interior de la tapa seguiremos los mismos pasos.

Se pone látex en el fondo de la caja y colocamos el cartón forrado apretando un poco para que se adhiera.

Queda así.

Para la parte de abajo cortamos un trozo de tela dejando un margen para doblar por todo el contorno. Damos látex por el revés de la tela a todo el contorno y doblamos hacia adentro los márgenes. Después aplicamos látex a la caja  y pegamos la tela.

Ahora empezamos con la tapa. Con un cúter hacemos una hendidura por todas las lineas del dibujo.

En primer lugar forramos el margen dibujado y los laterales por fuera y por dentro. Se necesita para esto una tira de tela con 2 cm. mas que la  medida del contorno y con la anchura suficiente para cubrir el margen y los laterales por fuera y por dentro, mas 2 cm. de sobrante.

Pegamos por todo el contorno procurando que quede la tela suficiente para cubrir el margen  dibujado y los laterales interiores.

Para hacer el patchwork embutido colocamos pegamento sobre el dibujo, ponemos encima un trozo de tela un poco mas grande que la parte a cubrir y vamos metiendo  la tela por la ranura que hemos hecho con el cúter. Podemos ayudarnos con una lima de uñas o un objeto similar.

Cortamos la tela sobrante a ras y volvemos a meter en las hendiduras  hasta que quede bien embutida.

Hacemos todo el dibujo central.

Damos látex por toda la superficie que queda sin cubrir, ponemos una tela sobre toda la parte central, incluido el motivo ya terminado y embutimos todo el contorno.

Con la lima vamos marcando todo el contorno del dibujo central. Es fácil, pues se transparenta.

Por la parte central de lo marcado, cortamos dejando un poco de margen y con cuidado de no cortar el motivo de debajo. Hecho esto, embutimos por todo el contorno del motivo central.

Para finalizar  y  asegurarnos de que queda binen asentado damos por encima una mano de látex.