Materiales necesarios

Tenemos todos los materiales para el repujado de estaño en nuestra tienda de manualidades.

Lámina de estaño

Podemos adquirir láminas de estaño en tiendas de manualidades. Normalmente se venden por metros.

Características del estaño:
Es un material más maleable que otros utilizados para el repujado, como el cobre o la plata. También más barato que ésta última.

Puede ser de dos tipos: de una o de dos caras. El de una  cara tiene una más brillante, que es por la que debe quedar la cara del trabajo terminado. El de dos caras es igual por las dos partes, por lo tanto se puede trabajar indistintamente por un lado u otro.

Difuminos

Difuminos

Difuminos

Son una especie de lápices de plástico o papel prensado, como los de la imagen, que se utilizan para hundir por el revés de la lámina de estaño, lo que por la cara serán los relieves, sin dejar ninguna marca.

Buriles

Son la herramienta fundamental para realizar el repujado. Hay de diferentes grosores y formas. Los de punta curva también son llamados paletas y se utilizan normalmente para perfilar curvas.

Buriles

Buriles

Se utilizan para grabar el diseño de la plantilla a la lámina de estaño, perfilar los contornos interiores de los relieves por el revés de la lámina y asentar los contornos exteriores por la cara.

En nuestra tienda puedes encontrar varios modelos de buriles.

Cortador, cutter, tijeras y lima de metal

El cortador es un buril de punta muy fina que se utiliza para cortar zonas curvas o hacer calados.
Para las rectas se pueden utilizar las tijeras o el cutter.
La lima se utiliza para suavizar los contornos del trabajo ya terminado.

Pátina negra: pintura negra y aguarrás

La pátina se obtiene mezclando esmalte acrílico negro con aguarrás, para hacer la pintura más líquida y facilitar su limpieza con un paño.

Cera virgen y resina

La cera virgen y la resina se utilizan para rellenar los huecos hundidos por el revés del repujado.

Se calientan al baño maría y se mezclan para rellenar los huecorelieves cuando la mezcla está líquida. Al enfriarse se solidifica, evitando que los relieves puedan hundirse.

Opcionalmente se puede añadir a esta mezcla otro material endurecedor conocido como pastilla Harvard, que además de hacer la mezcla más consistente, evita que la cera se pueda derretir al someterse a altas temperaturas.

Otros materiales necesarios

Otros materiales necesarios

Otros materiales necesarios

También es necesario para realizar el repujado de estaño, disponer de una superficie dura, como puede ser una tabla para repujar por la cara, y otra superficie mullida, como pueden ser varias hojas de periódico o un paño, para trabajar por el revés.

Fibra de vidrio: se utiliza para rayar los fondos que no tienen relieve, evitando que quede una textura lisa.

Mateador: es un punzón metálico con un grabado en la punta que se utiliza para sellar pequeños dibujos en el estaño a base de golpes secos.

Pinceles para aplicar la pátina y un paño para retirarla, alcohol, pegamento, limpiador de metales, papel de aluminio para cubrir el reverso del repujado terminado y barniz, cuyo uso es opcional.

Técnica del repujado de estaño

Se transfiere el dibujo de la plantilla al estaño

Imagen del paso 1

Imagen del paso 1

Se coloca la plantilla con el dibujo que queremos repujar sobre el revés de la lámina de estaño, colocando ésta sobre una superficie dura.

Se deben repasar las líneas utilizando el buril de punta fina sin ejercer demasiada presión. Bastará con que el dibujo quede grabado en el estaño.

El papel debe estar bien sujeto al estaño con cinta adhesiva para evitar que se mueva.

Si utilizamos estaño de dos  caras, da igual por qué lado empecemos a repujar.

Repasar las líneas

Una vez que hemos transferido el dibujo al estaño, se vuelven a repasar las líneas por la cara del estaño, colocándolo sobre una superficie dura.

Repasar el contorno interior por el revés

Se repasa el dibujo en el papel para que se marque en el estaño

Se repasa el dibujo en el papel para que se marque en el estaño

Por el revés de la lámina y sobre una superficie mullida, como pueden ser varios papeles de periódico o un paño, se repasa el contorno interior de las líneas con un buril de punta mediana.

Asentar el contorno exterior por la cara

Se asienta el contorno exterior

Se asienta el contorno exterior

De nuevo se da la vuelta a la lámina de estaño, y por la cara de ésta, y sobre una superficie dura, se asienta el contorno exterior de las líneas con un buril de punta mediana o una paleta.

Crear los relieves por el revés

Con ayuda del difumino se hunden los contornos por el revés

Con ayuda del difumino se hunden los contornos por el revés

Por el revés de la lámina y sobre una superficie mullida, se hunden los huecorelieves con un difumino.

Estos cinco pasos fundamentales se repiten hasta conseguir el resultado deseado.

Al realizar un dibujo de mayores proporciones, es importante ir repujando del centro hacia los bordes, ya que el metal se va dilatando.

Los fondos lisos que no tienen relieve, es decir, dónde no hay dibujo, se pueden rayar utilizando vibrograbadores, los propios buriles dibujando pequeños círculos, o fibra de vidrio.

Bajo relieve o relieve plano

Los pasos que se han descrito anteriormente son los que se deben seguir para realizar un alto relieve.

Para hacer un bajo relieve se deben seguir los mismos pasos, con la diferencia de que al repujar por el revés, no se pone el estaño sobre una superficie mullida, sino sobre una superficie rígida, consiguiendo así que los relieves no sean tan pronunciados.

Relleno del huecorelieve con cera y resina

Cuando el repujado está terminado, se deben rellenar los huecos que quedan por el revés con una mezcla de cera y resina para evitar que los relieves se puedan hundir al limpiarlos…etc.

Sobre las proporciones de cera y resina hay varias opiniones. Hay quien prefiere mezclarlas a partes iguales, y quien utiliza el doble de cera que de resina.

Los dos materiales se deben calentar en un recipiente al baño maría hasta que se funden y se mezclan entre si. Cuando la mezcla está en estado líquido se vierte sobre los huecos del repujado. Ésta se solidificará al enfriarse, evitando que los relieves puedan hundirse.

También se puede utilizar silicona para el relleno. Cuando se utiliza silicona, el repujado se debe pegar a su soporte también con silicona en vez de pegamento.

Los bajos relieves no necesitan ser rellenados.

Limpieza y abrillantado del estaño

Una vez que la cera ha solidificado y los relieves han quedado protegidos, se limpia el estaño con un paño empapado en alcohol y posteriormente se le aplica abrillantador de metales, dejándolo así preparado para aplicar la pátina.

Aplicación de la pátina y el barniz

La pátina se consigue añadiendo un poco de aguarrás a un esmalte acílico negro para hacerlo más diluído y fácil de eliminar.

Se extiende la pátina sobre el estaño con un pincel de cerdas duras, se deja actuar un par de minutos y se retira la pátina con un paño, de manera que la pintura sólo quede en las partes más hundidas, acentuando así los relieves.

Finalmente se puede aplicar el barniz para metales opcionalmente, cuando la pintura ya ha secado completamente y el trabajo ya está terminado.