Para hacer esta demostración utilizamos una caja como soporte, aunque igualmente se puede aplicar en otro objeto que deseemos decorar.

Se pinta la caja con un color en tono fuerte, ya que haremos un craquelado y queremos que el color se vea bien entre las grietas.

Dejamos secar una media hora y aplicamos un craquelador cubriendo toda la superficie que queremos cuartear. Aquí hemos dejado la parte de arriba sin craquelador para aplicar en ella otra técnica.

Cuando el craquelador ha secado es el momento de aplicar la capa de pintura que se agrietará a medida que vaya secando. Se puede aplicar con un pincel de pelo suave o con una esponja de grano fino como yo he hecho. Es muy importante no dar más de una pasada para no remover el craquelador pues si no lo hacemos así no saldrá el craquelado.

Con las medidas de la parte de arriba que no hemos craquelado cortaremos un trozo de polipan de dos caras para pegar arenas.

Recortamos un motivo que nos guste de una servilleta decorativa y desechamos las capas superfluas quedándonos con la que tiene el dibujo impreso.

Con un cúter  cortamos por una de las líneas a unos dos o tres centímetros del borde y despegamos la capa de papel que cubre el adhesivo. Colocamos la servilleta de abajo para arriba pegándola en el adhesivo del polipan. Repetimos la operación de cortar tiras del papel cubriente e ir pegando la servilleta. Por último quitamos todo el protector de una vez.

Con unos trozos de cordón hacemos unas filigranas sobre el  adhesivo de forma que nos sirva de reserva para que no se peguen las arenas donde los hayamos colocado y echamos arena por todo. Se retiran las arenas sobrantes dando la vuelta a la lámina para que se caigan las que no se han pegado.  He escogido unos colores de arena muy parecidos a los utilizados para pintar la caja.

lAhora  es el momento de quitar los trozos de cordón  y dejar al descubierto la parte que habíamos reservado.

Cubrimos las líneas de la reserva con arenas de un color que contraste con el resto y retiramos la sobrante dando la vuelta a la lámina para que se caigan las que no se han pegado.

Ahora se retira la capa protectora del la parte posterior del polipan y se pega la composición sobre la parte de arriba de la caja.

Se puede completar la decoración si se desea con algún aplique de la misma servilleta y algún otro detalle.

Por último se aplica un barniz de spray sobre las arenas y un par de capas de barniz satinado por el resto del trabajo dejando secar entre capas.