Para hacer esta demostración utilizamos una caja como soporte, aunque igualmente se puede aplicar en otro objeto que deseemos decorar.

Se pinta la caja con un color en tono fuerte, ya que haremos un craquelado y queremos que el color se vea bien entre las grietas.

Dejamos secar una media hora y aplicamos un craquelador cubriendo toda la superficie que queremos cuartear. Aquí hemos dejado la parte de arriba sin craquelador para aplicar en ella otra técnica.

Cuando el craquelador ha secado es el momento de aplicar la capa de pintura que se agrietará a medida que vaya secando. Se puede aplicar con un pincel de pelo suave o con una esponja de grano fino como yo he hecho. Es muy importante no dar más de una pasada para no remover el craquelador pues si no lo hacemos así no saldrá el craquelado.

Con las medidas de la parte de arriba que no hemos craquelado cortaremos un trozo de polipan de dos caras para pegar arenas.

Recortamos un motivo que nos guste de una servilleta decorativa y desechamos las capas superfluas quedándonos con la que tiene el dibujo impreso.

Con un cúter  cortamos por una de las líneas a unos dos o tres centímetros del borde y despegamos la capa de papel que cubre el adhesivo. Colocamos la servilleta de abajo para arriba pegándola en el adhesivo del polipan. Repetimos la operación de cortar tiras del papel cubriente e ir pegando la servilleta. Por último quitamos todo el protector de una vez.

Con unos trozos de cordón hacemos unas filigranas sobre el  adhesivo de forma que nos sirva de reserva para que no se peguen las arenas donde los hayamos colocado y echamos arena por todo. Se retiran las arenas sobrantes dando la vuelta a la lámina para que se caigan las que no se han pegado.  He escogido unos colores de arena muy parecidos a los utilizados para pintar la caja.

lAhora  es el momento de quitar los trozos de cordón  y dejar al descubierto la parte que habíamos reservado.

Cubrimos las líneas de la reserva con arenas de un color que contraste con el resto y retiramos la sobrante dando la vuelta a la lámina para que se caigan las que no se han pegado.

Ahora se retira la capa protectora del la parte posterior del polipan y se pega la composición sobre la parte de arriba de la caja.

Se puede completar la decoración si se desea con algún aplique de la misma servilleta y algún otro detalle.

Por último se aplica un barniz de spray sobre las arenas y un par de capas de barniz satinado por el resto del trabajo dejando secar entre capas.

Ver comentarios (6), Comentar

Guardado en Decoración de cajas, Manualidades en madera

26 de octubre de 2008

La forma de decorar este baúl es dar dos manos de pintura acrílica de color rojo óxido. De una lámina de aluminio troquelada cortar dos tiras de cinco centímetros de ancho, una para cada lado y pegarlas.

De un papel de decoupage se recortan las figuras que nos gusten más y se pegan en los lugares que nos parezcan mas adecuados. Envejecemos las láminas de aluminio con pintura cerámica negra. (Se aplica con un pincel y seguidamente se retira el exceso con un paño. )

Se hace un sombreado contorneando las figuras, con pintura acrílica negra, a pincel seco. Se envejece todo el conjunto con un añejador marrón oscuro y por ultimo se aplica cera incolora y se pasa un paño para sacar brillo.

Ver comentarios (4), Comentar

Teñido de la madera

Caja teñida

Caja teñida

La técnica que se utiliza en las manualidades para imitar el teñido de la madera, consiste en aplicar unas pinturas caracterizadas por su liquidez y transparencia a modo de pátina.

Es decir, se aplican pinceladas largas y se retira la pintura inmediatamente con un paño siguiendo la dirección de la veta de la madera. Así se consigue que la madera quede teñida pero se siga viendo la veta natural. Cuantas más capas se den menos se ve la veta.

Con esta técnica se evita el trabajo de teñir y lijar la madera repetidas veces hasta conseguir el acabado deseado.

Decapado

Consiste en la eliminación parcial de la capa más superficial de pintura o barniz de un objeto, de manera que se vea la capa de pintura anterior. Con esta técnica se consigue dar al objeto la apariencia de viejo o desgastado.

Se puede conseguir de dos formas: lijando la superficie para que se vea la capa anterior de pintura o imitando este lijado mediante una pátina.

En el caso de la pátina, se aplica una capa de pintura sobre otra capa ya seca, para ser inmediatamente retirada con un paño. No se debe dar una capa de pintura uniforme, sino unos brochazos sin llegar a cubrir completamente la pintura sobre la que se está dando. Al retirar la pintura con el paño se debe seguir la dirección de las pinceladas.

Craquelado

Caja teñida y craquelada

Caja teñida y craquelada

Consiste en agrietar una capa de pintura para que se vea la capa de pintura inferior, imitando un envejecimiento por el tiempo.

Primero se aplica la pintura que se verá por las grietas. Después se aplica el craquelador utilizando un pincel ancho y plano, sin superponer ni repasar pinceladas, ya que se retiraría el craquelador. El grosor de las grietas que queden dependerá de la carga de craquelador que se de con la brocha.

Es recomendable dejar secar un día entero.

Por último se aplica la pintura que se va a agrietar. Se puede aplicar con un pincel siguiendo la dirección de las pinceladas del craquelador, o con una esponja.

Estarcido

Para hacer un estarcido se utilizan unas plantillas llamadas stencil. Son plantillas que llevan recortado el motivo que se va a pintar.

El estarcido consiste en aplicar pintura acrílica con un pincel grueso y de punta plana sobre la plantilla que se pone sobre la superficie a decorar.

Se coge poca cantidad de pintura y se retira complétamente el exceso de pintura del pincel sobre un paño, para después aplicar la pintura dando golpes verticales con el pincel e incidiendo más o menos en una zona según la transparencia que queramos.

Estampación con tampones

Caja decorada con tampones

Caja decorada con tampones

Los tampones se pintan con pinturas acrílicas de consistencia algo más líquida que otras y se presionan contra la superficie a decorar estampando el motivo.

El acabado queda parecido a una pintura con acuarela.

Falsa taracea

Falsa taracea

Falsa taracea

Las taraceas son incrustaciones de unos trozos de madera en otros a modo de puzle.

Para hacer una falsa taracea se cubre la superficie que va a imitar a la taracea con cinta de carrocero y se pasa un cutter por lo que sería la línea (imaginaria) de separación de las piezas incrustadas.

Sin retirar la cinta de carrocero, se aplica pintura acrílica negra diluída, de manera que penetre por los cortes que se han hecho con el cutter.

Después se van retirando partes de cinta, que ya han quedado cortadas, y se van tiñendo las diferentes piezas (imaginarias).

Falso esmalte

Falso esmalte

Falso esmalte

Esta técnica se puede aplicar sobre otros materiales además de la madera. Láminas, metal…etc.

Se aplica sobre la lámina o postal, pintura o superficie que va a imitar al esmalte, una capa de cola especial que al secar queda transparente y muy brillante. Después se aplica un barniz brillante y se deja secar 24 horas.

Los relieves se hacen aplicando la cola a gotas mediante un palillo, después de haber aplicado el barniz. Al secar quedan transparentes.

Ver comentarios (60), Comentar